Virus DVB, la inmunosupresión y su impacto en los rodeos

En el Segundo Congreso Internacional del Virus de la Diarrea Viral Bovina (DVB), convocado por Bioinnovo y el INTA, se difundieron conocimientos sobre el impacto que genera este virus en la producción y las medidas de control para mitigar su efecto en el rodeo.

El Virus de la DVB y las enfermedades infecciosas del ganado bovino fueron tratadas con ocupación en un Congreso organizado por el INTA. El encuentro se enfocó en las implicancias respiratorias en rodeos de carne y leche.

“Dentro de las enfermedades de los bovinos, el complejo respiratorio bovino (CRB) es una de las más importantes. Las neumonías bacterianas son las presentaciones más severas de estos cuadros, y si bien las bacterias son las culpables de las neumonías, los factores que contribuyen a esta enfermedad son los virus y el estrés”, explicó Robert Fulton, profesor emérito de la Oklahoma State University.

El DVB puede facilitar la colonización bacteriana en la mucosa nasal y traqueal. Un efecto muy importante de estas infecciones en el tracto respiratorio es su habilidad de suprimir y destruir los mecanismos de defensa del pulmón.

Y es allí donde está el daño severo en el CRB. Además, estos virus alteran el correcto funcionamiento del sistema inmune a nivel sistémico y local afectando tanto la respuesta celular como la humoral (generación de anticuerpos).

El coronavirus bovino

Para el profesor de Oklahoma State University, es importante cuidar la bioseguridad de los rodeos a modo preventivo. “Fue posible detectar al menos un virus en el 76,3% de los animales separados para tratamiento contra CRB y en el 100% de los animales necropsiados por CRB. El coronavirus bovino fue el virus más comúnmente encontrado en hisopados nasales seguido por el DVB e IBR”, dijo.

Si bien las manifestaciones del CRB más importantes se ven en los feedlots, el problema del DVB comienza en los rodeos de cría. Por eso aconsejó “implementar un programa de vacunación adecuado, practicar la bioseguridad y también asegurarse de testear los animales que se introduzcan al rodeo”, concluyó Fulton.

Producir con eficiencia

Por su parte, el médico veterinario y director del Instituto de Reproducción Animal Córdoba (IRAC), Gabriel Bo, consideró que la ganadería bovina latinoamericana “debe producir más eficientemente actuando sobre los factores que afectan a la producción”, como el bajo porcentaje de destete.

En este sentido el referente nacional e internacional en reproducción, técnicas de transferencia de embriones y nuevas tecnologías aplicadas a la reproducción bovina, sostuvo que se debe trabajar en los rodeos buscando eficiencia.

“La eficiencia máxima sería lograr un ternero por vaca por año. Esto significa que todas las vacas deben estar preñadas a los 85 días del posparto”, es decir, que “hay una ventana de trabajo muy corta: se debe tener una alta efectividad”.

Fuente: El ABC Rural

Hola, ¿Necesita Ayuda?